lunes, 31 de agosto de 2015

EL MULTIMILLONARIO QUE NO ES FELIZ



Si crees que alguien con millones de dólares en el bolsillo es la persona más feliz del mundo, no es así; Markus Persson, comúnmente como Notch y creador del popular videojuego Minecraftes es una prueba de ello.

Tras vender su videojuego a Microsoft en 2.500 millones de dólares , Notch se dedicó a viajar, parrandear, conocer gente y comprar mansiones de millones de dólares en Beverly Hills. No obstante esta combinación que para otros se consideraría como la fórmula para alcanzar la felicidad, no lo es para Notch, ya que confesó en Twitter que, a pesar de las fiestas con celebridades y la parranda, nunca se había sentido más solo en su vida.

Para él, todo ese dinero en su bolsa representa la ausencia de un objetivo que perseguir. 

El creador de Minecraft dice que cuando se tiene tanto, se pierde el sentido de tu vida y la inspiración para seguir adelante y crear cosas nuevas, por lo que la interacción normal con otras personas se vuelve imposible.

Perrson también confiesa que le entristece que los empleados que trabajaron en su juego lo odien por haberlo vendido a Microsoft a pesar de que una de las condiciones de la transacción era que los cuidaran para que fueran felices.

El padre de uno de los juegos más populares de la historia dice que, por ser millonario y tener un estilo de vida salvaje, perdió a una mujer buena que lo pudo haber hecho feliz.

A pesar de su situación, la gente que ha jugado Minecraft usó Twitter para recordarle que su videojuego ha hecho felices a millones de personas en todo el mundo, por lo que sentirse solo no es razón para venirse abajo cuando algo que el creó le saca una sonrisa a chicos y grandes.

Esta historia demuestra que el dinero no lo es todo, y  Markus Persson es un claro ejemplo de que se puede tener acceso a todo y a todos, pero aún así un ser humano que puede llegar a sentirse más triste que nunca.