miércoles, 26 de agosto de 2015

EL REGALO PERFECTO? 




Mikki Willis es un padre que, cuando fue a la tienda a cambiar uno de los regalos de cumpleaños de su hijo Azai, éste se decidió por una muñeca de La Sirenita en lugar de hacerse de una pistola de dardos de espuma o un juguete para niños.

En lugar de decir que no, Mikki decidió respetar la decisión de su hijo y jurarle, "que no importa qué elecciones haga en su vida, siempre lo amará".

El padre dice "que la forma en la que él y su esposa educan a sus hijos es respetando su forma de ver la vida, sin importar a dónde los lleve".