miércoles, 2 de septiembre de 2015

VENENO DE AVISPA BRASILEÑA, EFICAZ  CONTRA CÉLULAS CANCERÍGENAS


El veneno de una avispa es eficaz para matar células cancerígenas sin afectar a otras saludables, reveló un estudio de investigadores de la Universidad del Estado de Sao Paulo (Unesp) y la Universidad de Leeds (Reino Unido).

Los investigadores consideraron que este descubrimiento puede abrir las puertas al desarrollo de nuevos medicamentos contra el cáncer.

Los científicos ya conocían las propiedades anticancerígenas de la toxina MP1, presente en el veneno de la avispa brasileña, pero sólo hasta ahora pudieron descubrir que esta sustancia sólo afecta a las células dañinas y no a las sanas, según informó la Unesp.

La toxina es muy selectiva y apenas ataca a los linfocitos leucémicos, puesto que en las células cancerígenas se encuentran en la membrana externa y en una célula sana están protegidos por una membrana interna.

A pesar de los resultados prometedores del estudio, los científicos deben realizar más pruebas como alteración de la secuencia de aminoácidos de la toxina MP1, para examinar si la estructura de la toxina se relaciona a su función.