miércoles, 25 de noviembre de 2015

NO ESTABA MUERTA…ESTABA JUGANDO VIDEOJUEGOS 

Una jóven china se escapó de su casa cuando tenía 14 años y sus familiares, al no encontrarla la dieron por muerta.

La chica llamada Xiao Yun, se mantuvo escondida durante 10 años jugando en uno de los locales de servicio de internet en la Provincia de Zhejiang en China.

De acuerdo a su versión, ella había discutido con sus padres y escapó de casa cuando tenía 14 años. Desde entonces Xiao ha vivido en uno de los 2.000 locutorios de la ciudad, trabajando en los mismos locales que jugaba para pagar su vicio y dormía en los locales que permanecían abiertos durante la noche. 

La jóven que ahora tiene 24 años, fue localizada por las autoridades locales mientras jugaba en un locutorio y ahora debe pagar una multa de más de 150 dólares por resistirse a su detención.

Pero la historia de Xiao Yun, no es extraña, ya que en algunos países de Asia, los videojuegos en línea son una cultura y el fanatismo llega a niveles insospechados.

En Japón el problema es tan grave que se cree que existen unas 70.000 personas durmiendo en los locutorios y casi 7.000 están viviendo de forma permanente en ellos. 

Hay quienes trabajan dentro de los locales sólo para así poder pagar las horas que utilizan de internet, lo que les da derecho a servicios sanitarios, un PC y un cubículo privado, que termina convirtiendose en su residencia.