jueves, 21 de enero de 2016

LOS ABRAZOS Y SUS BENEFICIOS PARA LA SALUD


 

Una investigación de la Universidad de Duke, Estados Unidos, demostró que los bebes y los adultos se podrían beneficiar de este gesto de amor, de afecto o agradecimiento.

Los abrazos para los bebés son indispensables para la vida. La ausencia de contacto físico en ellos podría contribuir a la muerte de las neuronas y a la disminución de la hormona del crecimiento. 

En los adultos, los abrazos podrían generar una sensación de bienestar, además de que favorecerían su estado físico. 

Algunos de los beneficios de un abrazo son:


DESBLOQUEO EMOCIONAL

Muchos experimentos confirman que los abrazos mejoran la autoestima y las relaciones interpersonales, debido a que fortalecen los lazos de amistad o amorosos, además de que quién los recibe puede sentirse valorado.



RETRASA EL ENVEJECIMIENTO

Un abrazo ayudaría a retrasar el envejecimiento, ya que podría disminuir las posibilidades de que se presenten síntomas de senilidad en personas mayores de 70 años. 

Además de que te mantendrían vital al momento de realizar tus actividades diarias.



REDUCCIÓN DE LA PRESIÓN ARTERIAL

Un abrazo activa a los receptores de presión en la piel, llamados Corpúsculos de Pacini, que luego envían señales a un área del cerebro que ayuda a disminuir la tensión, llamada Nervio Vago. 


SENSACIÓN DE BIENESTAR

Al abrazar se liberan hormonas como la Oxitocina, la Serotonina y la Dopamina.
  • La Oxitocina te hace sentir bien.
  • La Dopamina está asociada con la armonía y la plenitud 
  • La Serotonina ayuda a combatir el insomnio y la depresión. 


CONTROL DE LAS PULSACIONES

Los abrazos ayudarían a prevenir frecuencia cardíaca más rápida (taquicardia).

Se ha comprobado que las personas que reciben pocos abrazos o no son tocadas nunca, tienden a desarrollar un ritmo cardíaco con más pulsaciones por minuto.