lunes, 18 de enero de 2016

TURBULENCIAS EN LA GALAXIA MÁS BRILLANTE DEL UNIVERSO



Astrónomos de la Universidad Diego Portales de Santiago de Chile, han observado la turbulenta actividad del cuásar W2246-0526, que se halla en proceso de expulsión de todo el suministro de gas interestelar que posee.

Los cuásares son galaxias distantes con agujeros negros súper masivos muy activos en sus núcleos que arrojan potentes chorros de partículas y radiación.

Para estudiar lo que sucede el interior de W2246-0526, los Astrónomos rastrearon el movimiento de átomos ionizados de carbono de las estrellas de esta galaxia, usando el Radiotelescopio ALMA ubicado en el desierto de Atacama, Chile. 

W2246-0526, cuya luz equivale a la de 350 trillones de soles, es considerada como la galaxia lejana más brillante del Universo y su comportamiento turbulento podría estar vinculado al resplandor extremo que posee.

La luminosidad de W2246-0526, es alimentada por un disco de gas que es sobrecalentado al girar en espiral hacia el agujero negro súpermasivo en el núcleo de la galaxia. La luz que emana de ese disco, es absorbida por una densa capa de polvo, que vuelve a emitir la energía como luz infrarroja. La región adyacente al agujero negro libera una enorme cantidad de radiación, la cual al ser cien veces más brillante que el resto de la galaxia, ejerce una gran presión sobre esta.

“Se hallaron grandes cantidades de este material interestelar en condiciones extremadamente turbulentas y dinámicas, desplazándose a través de la galaxia a una velocidad de dos millones de kilómetros por hora”, dijo Tanio Díaz-Santos, líder de la investigación.

“ALMA nos ha demostrado que la furiosa caldera en este galaxia está provocando un desbordamiento”, apunta Roberto Assef, de la Universidad Diego Portales.

De continuar estas condiciones turbulentas, puede transformarse en un cuásar más tradicional.

Este hallazgo se hizo publico a través de un comunicado el Observatorio Austral Europeo (ESO).