miércoles, 25 de mayo de 2016

OBSERVAN ESTRELLAS JÓVENES QUE MUEREN RÁPIDAMENTE


Cúmulo Globular M4 

Comparación de tamaños entre la enana blanca (centro), una estrella de clase espectral (izquierda) y el Sol (derecha).


Ben MacLean estudiante de PhD de la Universidad Monash en Australia; Juan Lattanzio Profesor de la Universidad Monash; el Dr. Simon Campbell del Instituto Max Planck de Astrofísica y el Dr. Gayandhi De Silva del Observatorio Astronómico Australiano AAO) y la Universidad de Sydney, han descubierto un grupo de estrellas de hielo ardientes que está muriendo rápidamente en el Cúmulo Globular M4. 

M4 también conocido como Objeto Messier 4,Messier 4, M4 o NGC 6121, se encuentra en la Constelación de Scorpius, a 7.200 años luz de la Tierra, es el cúmulo globular más cercano a nuestro Sistema Solar y uno de los más brillantes.

Este hallazgo se hizo mientras los investigadores estudiaban la composición química de las estrellas de M4, tratando de descifrar su luz estelar. 

Los Científicos notaron que casi la mitad de las estrellas jóvenes del cúmulo se saltan la fase de gigante roja y se convierten en enanas blancas (un remanente estelar que se genera cuando una estrella ha agotado su combustible nuclear); un proceso que normalmente tomaría millones de años.

Aunque el motivo de la muerte de estas estrellas es un enigma, el análisis químico realizado revela que las estrellas que tienden a morir jóvenes son ricas en sodio y pobres en oxígeno. 

Para analizar este cúmulo se utilizó un instrumento de alta eficiencia y resolución espectrógrafo de múltiples elementos llamado HERMES, que está instalado en el Telescopio Anglo Australiano(AAT).

Este descubrimiento que refuta todo lo que se conocía sobre la evolución estelar y del universo. 

“Los cúmulos globulares son algunos de los objetos más antiguos del Universo. Aunque tenemos algunas ideas de lo que pasa en ellos, cada vez que los vemos con cuidado, encontramos algo inesperado. Son tanto fascinantes como frustrantes”, comentó el John Lattanzio, profesor de la Universidad Monash y Director de la investigación.

Este hallazgo publicado en la Revista Científica Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.