domingo, 8 de mayo de 2016

QUEDARSE EN CASA PODRÍA SER PERJUDICIAL PARA LA SALUD



Un estudio de la Universidad de Colorado en Boulder, EE.UU., demostró que la costumbre de quedarse en casa todo el día puede provocar ansiedad, insomnio y otros problemas de salud. 

Los resultados del estudio revelaron que la luz solar ayuda a calibrar el reloj circadiano de nuestro cuerpo, encargado de regular todos los horarios del sueño, el apetito, los niveles del estado de ánimo y nuestra energía. Pero ausencia de luz natural, altera nuestro ritmo interno, aumenta el riesgo de desarrollar obesidad, diabetes, depresión y otras enfermedades.

Según los Científicos que formaron parte del estudio, alrededor de 45 minutos al aire libre diariamente, de preferencia por la mañana, ayudaría a nuestro cuerpo a salir del modo de suspensión.

"Nuestro sistema absorbe la luz natural a través de la retina, de manera que si es necesario podemos ponernos ropa y crema para protegernos la piel. También podemos ponernos gafas de sol. Seguiremos recibiendo mucha luz simplemente estando al aire libre", dijo Kenneth Wright, Director del Laboratorio de Sueño y Cronobiología de la Universidad de Colorado.

Los resultados de este estudio se han publicado en la Revista Current Biology.