sábado, 25 de junio de 2016

DESCUBREN LEUCEMIA INFECCIOSA EN VARIOS TIPOS DE MOLUSCOS


Almeja de Nueva Inglaterra (Mya Arenaria)



Almeja (Polititapes Aureus)    


    
    Berberecho (Cerastoderma Edule)


Almeja Babosa  (Venerupis Corrugata) 


Mejillón (Mytilus Trossulus)


Científicos dirigidos por el Virólogo Stephen Goff de la Universidad de Columbia en la Ciudad de Nueva York, Estado Unidos, descubrieron el primer tipo de cáncer que puede transmitirse sin necesidad de contacto directo entre moluscos y otras especies de invertebrados gasterópodos.

Se trata de la Leucemia Infecciosa, descubierta el año pasado mientras los Científicos buscaban el origen de una leucemia común entre las Almejas de Nueva Inglaterra(Mya Arenaria) en Long Island, Maine y Canadá. Después también se encontraron las mismas células cancerígenas en Mejillones(Mytilus Trossulus) de la Columbia Británica en Canadá, en Berberechos(Cerastoderma Edule) y en Almejas(Polititapes Aureus) de la costa de Galicia en España, que comparten los mismos marcadores genéticos de las Almejas de Nueva Inglaterra.

En el caso de las Almejas(Polititapes Aureus), el análisis genético del ADN del cáncer, parecía proceder de otra especie de almeja que vive en el mismos fondo marino, la concha de Almeja Babosa(Venerupis Corrugata).

Hasta ahora es un misterio la forma en que la Leucemia Infecciosa se propaga entre los moluscos, pero al ser animales filtradores que tienen sistemas inmunes más primitivos que los mamíferos, es posible que las células cancerígenas que flotan en el océano puedan llegar a su torrente sanguíneo. Stephen Goff cree que las células cancerígenas pueden ser liberadas cuando un animal muere o a través de las heces de los moluscos que también están llenas de células sanguíneas. 

Por ahora no se puede detallar el mecanismo exacto de propagación de este tipo de cáncer, ni su formación, ni el peligro que representa para las diferentes especies que habitan en el mar, porque el estudio reveló que el cáncer acabó solamente con los individuos vulnerables de la especie y saltó a otra especie tras encontrar un huésped susceptible.

Este estudio ha sido publicado en la Revista Nature.