miércoles, 29 de junio de 2016

ENCUENTRAN UN AGUJERO NEGRO CERCA DE LA TIERRA

Object VLA J2130+12 close to the line of sight to the globular cluster M15.
Imágen del Cúmulo Globular M15 (VLA J2130+12, en verde)

Astrónomos de la NASA descubrieron el primer sistema binario fuera de un cúmulo globular que tiene un agujero negro con poca actividad y que ha pasado desapercibido dentro de la Vía Láctea.

Por 2 décadas los Astrónomos creyeron que una fuente de ondas de radio brillante se trataba de una galaxia lejana, pero con la información del Observatorio Chandra de Rayos X, el Telescopio Espacial Hubble, el Telescopio de Green Bank, el Radiotelescopio de Arecibo y el Observatorio Radioastronómico VLA(Karl G. Jansky Very Large Array), descubrieron que esas ondas eren originadas por un sistema binario llamado VLA J2130+12.

VLA J2130+12 está compuesto por una estrella y un agujero negro que se encuentra a 7.200 años luz de la Tierra aproximadamente, cerca de la línea de visión del Cúmulo Globular M15, ubicado a unos 33.600 años luz de la Tierra.

La estrella que es parte de VLA J2130+12, tiene alrededor de un décimo a un quinto la masa del Sol y su material  está siendo lentamente devorado por el agujero negro. 

La primera vez que se observó este sistema binario, los Astrónomos notaron que la tasa de alimentación  del agujero negro no tenía los signos que los agujeros negros en sistemas binarios habitualmente muestran, razón por la cual no fue calificado como agujero negro en ese momento.

"Normalmente encontramos los agujeros negros cuando están extrayendo bastante material.Antes de caer en el agujero negro estos materiales se vuelven muy calientes y emiten rayos X brillantes. Este es tan callado que es prácticamente un agujero negro clandestino", expresó Bailey Tetarenki, Científica de la Universidad de Alberta, Canada y Líder del estudio.

"No hay necesidad de preocuparse ya que incluso estos agujeros negros estarían a varios años luz de distanciad e la Tierra", indicó Robin Arnason,  Coautor del estudio.

Los Astrónomos de la NASA creen que podrían existir más agujeros negros ocultos alrededor de la Vía Láctea y algunos de estos podrían estar más cerca de la Tierra de lo que se creía.