jueves, 15 de septiembre de 2016

LA FRUTA QUE COMBATE LA DIABETES TIPO 2 Y LA OBESIDAD 



Una investigación de la Universidad de Oklahoma en Estados Unidos, concluyó que consumir mangos impide la pérdida de bacterias intestinales beneficiosas, las cuales ayudarían a evitar la obesidad y la diabetes tipo 2.

En el experimento se utilizaron 60 ratas que fueron sometidas unas a una dieta con un 10% de calorías, otras a una dieta alta en grasas que tenía macronutrientes y las demás a una dieta que era de alto contenido en grasas y 10% de mango, todo por 12 semanas. Los resultados revelaron que las ratas que consumieron mangos perdieron muchas menos bacterias intestinales beneficiosas. 

El mango tiene antioxidantes, proporciona una buena fuente de fibra, compuestos anti-inflamatorios, ayuda a la digestión de la fibra, posse más de 20 diferentes vitaminas y minerales. 

"Esta fruta tropical es una fuente excelente de fibra y ofrece la posibilidad de evitar la obesidad, disminuir el nivel de azúcar en sangre y mejorar la inmunidad, pero ahora han comprobado que ayuda a mantener la salud intestinal y regula los niveles de bacterias beneficiosas. Estos resultados se pueden aplicar en los seres humanos", dijo Edralin Lucas, Investigador Principal. 

Hasta ahora no se han investigado los efectos de mango sobre la flora intestinal, es por eso que este es un hallazgo importante, ya que las bacterias presentes en el tracto intestinal pueden jugar un papel inportante en la obesidad y sus complicaciones, como la diabetes tipo 2. 

Todavía se necesita más investigación sobre los efectos de mango en la salud humana. 

Los resultados de esta investigación han sido publicados en el Journal of Nutrition y en el PR Newswire.