domingo, 2 de octubre de 2016

LAS ULTIMAS IMÁGENES TOMADAS POR LA MISIÓN ROSETTA








Imagen: ESA/Rosetta


La Misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) finalizó el viernes 30 de Septiembre a las 11:19 GMT con un impacto controlado sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. 

El jueves 29 de Septiembre a las 20:50 GMT Rosetta realizó una maniobra para iniciar el trayecto de impacto desde una altitud de 19 km sobre del cometa, en un punto en el lóbulo inferior cerca de una zona de fosas activas en la región de Ma’at. Desde el Centro de Control de la ESA en Darmstadt, Alemania, se confirmó la pérdida de la señal de tras el impacto.

Durante el descenso se recogió información que se transmitió a la Tierra, lo que permitió capturar imágenes de muy alta resolución, estudiar el entorno de gas, polvo y plasma más cercano a la superficie del cometa. 

Rosetta que fue la primera nave espacial en orbitar un cometa y la primera en enviar un módulo de aterrizaje (Philae), se encontraba en su sexta órbita alrededor del Sol desde su lanzamiento, sobrevoló 3 veces la Tierra, una vez Marte y se encontró con 2 asteroides.Resistió 31 meses de hibernación en el espacio profundo antes de despertar en enero de 2014 para luego llegar al cometa en Agosto de ese mismo año y permaner por más de 2 años estudiándolo.

La ESA decidió finalizar la misión porque el cometa abandonará de nuevo la órbita de Júpiter a una distancia del Sol muy superior a la alcanzada hasta ahora, lo que causaría que la sonda no reciba energía suficiente como para funcionar. Además la misión se enfrentaba a un periodo de meses en los que el Sol quedaría cerca de la línea de visión entre Rosetta y la Tierra, lo que habría dificultado las comunicaciones con la sonda.

"Hemos trabajado durante 786 días en el entorno adverso del cometa, realizando varios espectaculares sobrevuelos cerca de su superficie, hemos sobrevivido a distintas emisiones inesperadas e incluso hemos superado dos momentos en que la nave pasó al Modo Seguro. Las operaciones en esta última fase han sido un desafío aún mayor, pero seguir a su módulo hasta la superficie del cometa es el final perfecto para la increíble aventura de Rosetta", expresó Sylvain Lodiot, Responsable de Operaciones de la Sonda.