miércoles, 23 de noviembre de 2016

CAPTAN UN NACIMIENTO ESTELAR

Imagen: X-ray: NASA/CXC/SAO/M.McCollough et al, Radio: ASIAA/SAO/SMA


El Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA y el Telescopio Submillimeter Array (SMA) en Maunakea, Hawai, han logrado capturar en una fotografía el ciclo de vida estelar en una nube de gas y polvo.

Esto ocurre una nube que mide aproximadamente 0,7 años luz de diámetro, se localiza a casi 24.000 años luz de la Tierra en Cygnus X-3, Constelación de Cygnus en el hemisferio norte que atraviesa la Vía Láctea. Los Astrónomos se dieron cuenta de que esta nube actúa como un espejo, reflejando algunos rayos X de Cygnus X-3 hacia la Tierra.

Cygnus X-3 es una poderosa fuente de rayos X producida por una estrella masiva de corta duración que es devorada por su agujero negro o por una estrella de neutrones. Los Científicos creen debió originarse en una región de la Vía Láctea donde las estrellas todavía siguen formándose. 

En 2003 el Observatorio Chandra de Rayos X, encontró una fuente de emisión de rayos X a una distancia de 270 metros de distancia de Cygnus X-3. En 2013, los Astrónomos hallaron una nube de gas y polvo, apodada el "Pequeño Amigo", el cual emite una débil fuente de rayos X, tiene una masa entre 2 a 24 veces la del Sol y con la ayuda del SMA, se encontró moléculas de monóxido de carbono, lo que demuestra que es un Glóbulo de Bok. 

Un Glóbulo de Bok en una nebulosa oscura de gas y algo de polvo en la que se forman nuevas estrellas. Tiene de 2 a 50 masas solares y puede tener un volumen de un año luz de diámetro.

Además los datos del SMA revelan la presencia de un chorro de salida dentro del Pequeño Amigo, lo que indica que una estrella ha comenzado a formarse en su interior.

El Pequeño Amigo actúa también como un espejo de rayos X, pero con un ligero retraso debido a que el camino que toman los rayos X reflejados es más largo que una línea recta desde Cygnus X-3 a la Tierra.

"Por lo general, los Astrónomos estudian los Glóbulos de Bok mirando a la luz visible que bloquean o la emisión de radio que producen. Con el Pequeño Amigo, podemos examinar este capullo interestelar de una manera nueva utilizando Rayos X. Es la primera vez que hemos sido capaces de hacer esto con un Glóbulo de Bok", dijo Lia Corrales del Instituto Tecnológico de Massachusetts (Massachusetts Institute of Technology) en Cambridge, Massachusetts y el co-autora del estudio.

Este descubrimiento proporciona una nueva forma de estudiar cómo se forman las estrellas.