lunes, 13 de febrero de 2017

AGUJERO NEGRO QUE HA ROTO UN RÉCORD

Ilustración: CXC/M. Weiss; X-ray: NASA/CXC/UNH/D, CFHT 



 
A la izquierda la galaxia y una cruz para marcar la ubicación de XJ1500 + 0154. A la derecha XJ1500 + 0154 en una imagen del Observatorio de Rayos X Chandra


Usando datos del Observatorio Chandra de Rayos X, el Observatorio Espacial de Ráfagas de Rayos Gamma Swift de la NASA y el Observatorio Espacial de Rayos X XMM-Newton (X-ray Multi-mirror Mission- Newton) de la ESA (Agencia Espacial Europea), se ha descubierto un agujero negro supermasivo que destruyó una estrella durante una casi década. 

Denominado XJ1500 + 154, este agujero negro supermasivo se encuentra en el centro de una galaxia pequeña a 1.800 millones de años luz de la Tierra.

Lo que hace interesante a este agujero negro es que tardó 10 veces más tiempo que cualquier otro agujero negro observado devorando una estrella.

La fuente de Rayos X proveniente de este agujero negro, no fue detectada por Chandra pero si por XMM-Newton el 23 de Julio de 2005 y alcanzó brillo máximo en una observación de Chandra el 5 de Junio de 2008. Posteriores observaciones mostraron que la fuente de Rayos X se hizo al menos 100 veces más brillante, desde entonces, Chandra, Swift y XMM-Newton lo han estado observando.

Cuando los Astrónomos observaron este agujero negro, encontraron evidencias de un Evento de Interrupción de Mareas (TDE), el cual ocurre cuando un objeto, como una estrella, pasa demasiado cerca y es destruido por las intensas fuerzas gravitatorias de un agujero negro.

En un Evento de Interrupción de Mareas los restos de una estrella que está siendo devorada por un agujero negro, son lanzados hacia el espacio a grandes velocidades, el resto del material (mostrado en rojo) se desplaza hacia el interior para ser tragado por el agujero, mientras se calienta a millones de grados y genera una llamarada de Rayos X. El viento soplando lejos de este material se muestra en azul.

Los Rayos X de XJ1500 + 154, indican que la radiación procedente del material que lo rodea ha superado el denominado Límite de Eddington, que es la máxima luminosidad que puede pasar a través de una capa de gas caliente y la atracción hacia el interior de la gravedad del agujero negro.

En el TDE observado en esta galaxia significa que una estrella masiva (masa 10 veces la del Sol) pudo ser rasgada y devorada por el agujero negro supermasivo o una estrella pequeña fue rasgada completamente. 

"Hemos sido testigos de la espectacular y prolongada desaparición de una estrella. Decenas de eventos de interrupción de las mareas se han detectado desde la década de los 90, pero ninguno permaneció brillante durante tanto tiempo como este", dijo Daching Lin de la Universidad de New Hampshire en Durham, y Director del Estudio.

Los resultados de este estudio aparecen en un artículo la edición del 6 de Febrero de la Revista Nature Astronomy.