martes, 18 de abril de 2017

SANGRE DEL DRAGÓN DE KOMODO PODRÍA SER UN ANTIBIÓTICO 

 

Científicos de la George Mason University (GMU) en Virginia, EE.UU, descubrieron que la sangre del Dragón de Komodo podría funcionar como antibiótico para las personas.

Este animal inyecta veneno con sus dientes y su saliva contiene bacterias (Escherichia Coli, Staphylococcus Sp., Providencia Sp., Proteus Mirabilis y P. Morganii), las cuales son letales para los humanos. 

Cuando los Dragones Komodo se atacan entre ellos, la saliva no les hace ningún daño, es por eso que los Científicos analizaron su sangre y encontraron un péptido llamado VK25, el cual puede matar bacterias y sanar heridas. Después produjeron un péptido sintético modificado nombrado DRGN-1.

Las pruebas se realizaron con ratas infectadas con las bacterias presentes en la saliva del Dragón Komodo. Luego se les introdujo DRGN-1; al cuarto día las heridas de las ratas habían reducido en tamaño; el sexto día, la cantidad de bacterias en las heridas había disminuido y el undécimo día las heridas se habían curado totalmente. 

Los Científicos continuaran haciendo más pruebas y solicitaran fondos para hacer pruebas clínicas en humanos.

El Dragón de Komodo (Varanus komodoensis)o Monstruo de Komodo es un reptil de Indonesia. Es el lagarto de más grande del mundo, con una longitud de 2.6 metros el macho y 2.3 metros la hembra. Su peso oscila entre 79 a 91 kg en los machos y 68 a 73 kg las hembras. Se alimentan principalmente de carroña, también cazan invertebrados, aves y mamíferos.

Existen pocos episodios en los que los dragones de Komodo han atacado y matado personas.